sábado, 7 de diciembre de 2013

NACE RENZO. CLAUDIA A HORAS DE SER OTRA VEZ MADRE

Mañana, 8:00 AM, vendrá al mundo por cesárea programada Renzo Delménico Fernández, el segundo hijo de Claudia y Leonel.

Producción: Leonel Aita Musi Fotos: Daniel Ayala

Con la llegada del hermano de Mía, la familia binacional quedará entonces completa. "Sí, es el último. Por un tema de edad, ya no tendré más hijos", confiesa la conductora, de 37 años y a horas de convertirse otra vez en madre. Claudia también hace balance de su año Más cerca y planea un 2014 cargado. 

-¿Cómo vives estas instancias finales del embarazo? ¿Miedo?, ¿nervios?, ¿ansiedad? 

-Ansiedad por tenerlo en mis brazos, seguro. Por el resto me encomiendo a Dios porque soy católica y al equipo médico, encabezado por mi obstetra Carlos Duarte. Un genio, me tuvo mucha paciencia durante el embarazo, me decía "pará, pará", y al final me dejó trabajar hasta último momento. 

-¿Cómo has pasado el embarazo? 

-Muy bien. Pasé divino, mucho mejor que en el embarazo de Mía. También estuve mucho más activa. En aquel embarazo, trabajé hasta los seis meses en teatro con Confesiones de mujeres de 30 en Argentina y venía los domingos a Bendita TV. Ahora hice el programa diario más muchas publicidades. Fue muy intenso.


-¿Renzo se hace sentir? 

-Síii. Todo el tiempo da sus pataditas, mucho más ahora que está haciendo fuerza para salir. 

-¿Por qué cesárea programada? 

-Es un bebé grande y no queremos que nazca de 40 semanas, incluso por un tema de edad mía, así que lo programamos para el 8 de diciembre, que es el día de la Virgen. Así que Renzo vendrá con protección divina. 

-¿Has estado más sensible, como se dice, en el embarazo? 

-Yo soy de la idea que el embarazo lo que hace es potenciar la verdadera personalidad de la madre. Si sos sensible, estás hiper sensible. Si sos activa, estás hiper activa. Ese ha sido mi caso. Yo tuve un embarazo divino en mi país, haciendo un programa que me encantó. El grupo de Más cerca es hermoso, somos todos amigos. Es difícil encontrar un grupo de trabajo tan numeroso que se lleve tan bien. Así que ha sido un embarazo pleno, feliz. 

-¿Dirías que a Renzo le gustan las cámaras? ¿Nunca un malestar?

-Creo que le gustan. Solo falté un domingo a Bendita TV porque estuve con contracciones y me mandaron reposo.


-Mañana es el día, ¿algo especial has puesto en el bolsito, en la primera muda?

-No, ningún ritual. Lo único que tengo en el catre donde dormirá una mantita que me trajo mi suegra y que tejió la abuela de Leonel.

-¿Cómo fue elegir el nombre?

-Queríamos algo italiano que pegara con Delménico y que a la vez fuera corto porque iba a tener un apellido largo. Entramos en Google, buscamos nombres italianos y cortos y ahí apareció Renzo. Nos gustó cómo quedaba. Mía también opinó porque ella a esta altura ya opina de todo. Ella fue la que eligió los padrinos de Renzo y hemos tratado de que participe en todo porque está bastante celosa.

-¿Cómo se manifiestan esos celos? 

-Es normal. Ella tiene 4 años y en este tiempo tuvo toda la atención nuestra y ahora siente que viene otro en camino. Estos días me dice: "ya te vas a tenerlo", "cuando lo vas a sacar", "quiero abrazarte sin la panza". Por eso la sumamos en todo. Ella eligió la primera ropita de Renzo, me ayudó a lavarla... está en todo. 

-¿Cómo vendrá tu 2014?

-Nos vamos a quedar a vivir en Uruguay. Gracias a Dios hay mucho trabajo. Vamos a seguir con Más cerca, veremos cómo. El tema es que no sé qué tipo de bebé voy a tener. Mía era una santa. Estaba haciendo Bendita TV y ella quedaba detrás de la escenografía en el carrito con mi hermana y no lloraba, no emitía ningún sonido. Y tenía 15 días de nacida cuando volví a trabajar. Pero uno nunca sabe; todos los hijos son diferentes y habrá que ver cómo es Renzo.


-O sea que el futuro depende de Renzo... 

-Totalmente. Va a ser mi prioridad y depende, como te digo, de lo demandante que sea para planear qué tipo de trabajo podré hacer y cuándo. Lo seguro es que en enero nos vamos de vacaciones a Buenos Aires, a estar con los abuelos, la familia de Leo. En febrero volvemos y ahí planificaremos el año. Vamos a continuar con Gemelas. Estuvimos un año y medio de gira y fue muy bueno así que la idea es continuar con Gladys Florimonte y en paralelo, capaz que lanzamos otro espectáculo, un unipersonal o algo con otra persona. Veremos. 

-También está tu rol de empresaria... 

-Estamos a full con la línea Claudia Fernández, estoy muy agradecida a la gente. No nos quedan más prendas de la línea de lencería. En marzo vamos a reponer porque se vendió todo antes de lo esperado. Seguimos con la línea de esmaltes y la crema dorada que ha causado sensación para decirle chau a las medias. También hice un acuerdo con la marca Nuvó donde Thalía es la imagen internacional y yo voy a ser la imagen para Latinoamérica de la marca. Además, con ellos voy a tener una línea de cosméticos. 

-¿Qué te dejó la experiencia de Más cerca? 

-La repercusión en la calle nada que ver con Bendita. Una cosa es un programa semanal y otra, uno diario. Me pasa que la gente siente a Renzo como parte de su familia. Al estar viviendo acá, estoy todo el tiempo con gente. En el supermercado, en el club, en el colegio de Mía, la gente me pregunta, me habla del programa.


-Y como experiencia laboral... 

-Maravillosa. Más cerca me permitió mostrarme como conductora y mi verdadera personalidad, porque en Bendita estamos con un libreto que tenemos que seguir. Podremos coincidir o no pero hay que decirlo igual. Aquí no tengo guión y puedo dar mi visión de los temas. También me permitió actuar con "La pensión de la Nelly", con Diego Delgrossi que es un capo y todos los invitados que pasaron por ese sketch. Y lo más importante, Más cerca me dio el fogueo de estar en TV en vivo todos los días. Me encanta. Ya me gustaba en Bendita, que desde hace un tiempo también lo hacemos en vivo. Ahora no me imagino haciendo un programa grabado. El vivo te da adrenalina y una comunicación con el público increíble. 

-Vivir aquí también te dio la posibilidad de integrarte más al medio que antes, que venías una vez por semana  
-Sí, Me da la posibilidad y el tiempo para hacer muchas cosas. Voy a estrenos de teatro de colegas. El otro día fuimos a ver el show de Manuela da Silveira que me encantó. Después nos reunimos con ella, Ximena Torres, Carolina Viola y Cata Ferrand a merendar. No voy a todos los eventos a que me invitan, pero trato de ir. Las distancias al ser más cortas, te permiten hacer muchas cosas. 

-La semana pasada falleció Ricardo Fort, con quien trabajaste en teatro, ¿cómo te impactó esa noticia? 

-Trabajé dos temporadas con Ricardo. Si bien nunca fuimos amigos, tuve buena relación con él. En algún momento hubo asperezas pero con su productor, nunca con él. La noticia de su muerte me sorprendió, porque era una persona joven. Pero de algún modo lo veíamos venir todos los que hemos compartido tiempo con él. Ya desde aquella época de Fortuna (2010) veíamos que se estaba matando en vida. Él padecía de muchos dolores físicos que combatía con morfina y no paraba, no le daba al cuerpo el tiempo para recuperarse. Iba igualmente al gimnasio y hacía un vida muy agitada. De todos modos fue un shock su muerte para todos. 

-¿Renzo será el último o van por más hijos?

-Es el último. Ya que tuvimos la suerte de que sean nena y varón, hemos decidido cerrar la fábrica Delménico - Fernández. Yo tengo 37 años y a los 40 no quiero tener otro.

Fuente: Sábado Show - diario El País - 07.12.2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada